Bienvenidas todas a vuestro nuevo salón

Si ya has leído Mi teoría sobre el efecto péndulo femenino y esa columnita de la derecha en la que te has sentido identificada y/o curiosa, ahora ya sólo necesito darte la bienvenida a tu propio espacio.

Quiero que este sea como el salón de tu casa cuando te reúnes con tus amigas a conversar, a sincerarte sobre tus preocupaciones y tus deseos.

Ese sofá en el que te sientas a escuchar opiniones y consejos de aquellas que ven tu situación desde fuera,  de las que ya han vivido experiencias parecidas, o de las que siempre hacen el análisis acertado.

Estamos en una etapa de incertidumbre y de transición, y entre que la pasas y no, surgen muchas dudas y muchas angustias, los sentimientos a veces arrasan con todo tu optimismo y buena voluntad, los cambios se hacen duros porque ni siquiera sabes cuáles son necesarios para ser más feliz contigo misma y con los hombres en tus relaciones…

No ves el final del túnel porque vas tropezándote cada dos por tres y necesitas ir pendiente del camino, pero el final está ahí, a la vuelta de la esquina. Sólo necesitas charlar mucho contigo misma, pero sin autoengañarte, e ir analizando todo aquello que no te funciona, que te hace daño.

Esto no es un blog de autoayuda pero nosotras sabemos que dialogando, leyendo y reflexionando sobre nuestros asuntos, aprendemos cómo seguir adelante triunfantes. Ese es el poder de la comunicación femenina, por eso hablamos por los codos, porque así nos conocemos por dentro, y conocemos mejor a la gente con la que nos relacionamos.

Vamos a aprovechar eso para resolver esta crisis que no es económica, sino del modelo que hemos improvisado imitando a otros, y que ya no nos sirve porque nos hace perder o renunciar a toda la femineidad y nos impide disfrutar de la gran maravilla de ser mujer… y de dejar que los hombres actúen como hombres.

A partir de ahora, habrá interesantes tertulias en tu salón tan a menudo como tú quieras, prepárate un vino y déjame que sea tu nueva amiga.

Anuncios

  1. Bucay se ha cambiado de sexo, o de bando, o… El viernes 22 de abril, a las tantas de la madrugada, te oí decir en RNE que los hombres nos comportábamos como animales, olé el sexismo y olé el feminismo burgués, ese que se permite dar la vuelta al mundo para aclararse la quijotera.

    • Sólo oíste eso? porque no creo haber dicho que las mujeres nos comportemos precisamente como seres mucho más racionales. me sorprende tu interpretación, yo ultimamente temo que mis congeneres me vayan a tachar de machista. Pero mira, todo depende del receptor. Estoy contenta. Ah, y no hay nada malo ni en dar una vuelta al mundo ni en aclararse, te lo aseguro.

      • Discúlpame pero te he de responder otra vez para matizar. Acabo de escuchar mi propia entrevista para ver en qué momento yo tildé a los hombres de animales y creo que lo has sacado de contexto porque lo que dije fue que cuando una mujer está desesperada por cazar a un hombre, el hombre lo huele, como animal que es. Todos somos animales, racionales, pero animales, con instintos e intuiciones. Eso no es lo mismo que calificar a alguien de animal como un insulto. Nada más lejos del sentido de mi ‘discurso’.

      • Yo nunca he olido nada que me indujese de manera irrefrenable a abalanzarme sobre una mujer. Hace muchos años que, por necesidades evolutivas, abandonamos la posibilidad de ir dejando rastros (pero el debate es inútil dependiendo del foro… ¡cuánto daño hacen los pseudocientíficos, amatxu de Begoña!) En fin, el tema daría para mucho, pero por desgracia no me puedo ocupar de todo lo que me interesa.
        P.D. No, no tiene nada de malo dar la vuelta al mundo, pero como servidor es marxista, coligo que hace falta numerario abundante para ello, y que en tales circunstancias la conciencia varía… más de la mitad de mis ex no podrían ni siquiera dar la vuelta a la manzana.)
        Ondo ibili.

  2. Coincido con tu idea del pendulazo, y con la necesidad de encontrar un equilibrio, soy economista, profesionalmente me siento realizada, no aspiro a más, he sido buena hija, buena esposa, buena madre, ahora viuda y sola me doy cuenta de que lo que no he sido nunca es “yo misma”. Nunca quise ser una puerwoman, y no quiero serlo, sólo quiero ser una mujer. Espero que me entiendas.

  3. La vida ya es bastante opresiva y desalentadora como para tener frentes de batalla en el único reducto donde te puedes sentir seguro: el hogar. Creo que se ha ido de madre el sentimiento de igualdad en aras de superar y mangonear la libertad, la poca libertad, que le puede quedar a un hombre. Creo que se puede crear un entendimiento basado en el respeto mutuo y la complicidad ante el mundo. Más como socios o colegas de batallón para hacer la vida más agradable y amable que como enamorados con la baba siempre en la barbilla. Debe existir la pasión, el deseo, porque el sexo es una de las escasas propinas que nos da la vida. Pero no andar con hipocresías y falsas morisquetas: me apetece, te apetece, lo pasamos bomba y luego cada uno con su realización personal.

  4. Me encanta!! me apasiona que una mujer emprendedora como tu nos invite a compartir, a mostrarnos, a inspirarnos, a sostenernos y acompañarnos en el camino.
    Felicidades!! participaré y comparto la información de este blog desde este mismo momento 🙂
    Un abrazo y hasta pronto,
    Gala

Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s