Yo no soy mi madre.

Hoy os voy a plantear la primera cuestión del debate. Bajo mi punto de vista, las mujeres hemos huido, por muchos motivos fundados, del modelo de nuestras madres y abuelas. Porque hemos visto su forma de vida, en muchos casos impuesta por una sociedad que no toleraba salirse del sendero marcado, y no queríamos ni teníamos la necesidad de repetir lo mismo. Gracias a su propia ayuda para que viviéramos de una forma más libre o por pura rebeldía. La cuestión es que teníamos muchas más opciones para elegir, muchos más caminos para transitar. Para lo bueno y para lo malo.

Así pues, mis preguntas de hoy son:

¿Qué pensabas a los 25 de la relación de tus padres y de tus abuelos?

¿qué piensas ahora?

¿Cómo crees que te han influido los modelos de las mujeres de tu familia en tu forma de vivir y de plantearte las relaciones?

Y eso es todo, qué no es poco. Vamos a conversar, ojalá podamos respondernos unas a las otras, intercambiar opiniones, como si estuviéramos en una cena de amigas. ¿Invitas a las tuyas a pasarse por aquí?

Anuncios

Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s