Origen y despegue de la mujer cazadora.

La canción de las nuevas Lolas, para ambientarte el post.

Hay un esquema que suele repetirse en nuestra generación y la siguiente: Chica joven se echa novio, pasan unos cuantos años juntos, y cuando todo parecería indicar que ya tocaba irse a vivir juntos, comprarse el piso, casarse y, lo siguiente, tener hijos, ella coge el montante y se larga a vivir la vida.

Enjaulada, por artistas de zalla.org

Enjaulada, por artistas de zalla.org

Sin saber cómo ni por qué, de repente esa existencia modélica que le habían vendido en la familia y el colegio ya no le atrae; es más, la hace sentir como en una jaula, y lo que el cuerpo le pide es volar. A su aire.

Inacción-reacción
El siguiente paso suele ser la liberación. Claro, después de toda la juventud con el mismo, en muchos casos el único hombre con el que ha tenido relaciones sexuales, el cuerpo pide fiestaaaaaa! Empiezan las salidas nocturnas, las cenas con amigas, los viajes sola o con amigos, un no parar de conocer gente interesante y diferente…

Por supuesto, como buena fémina, a la chica le apetece cuidarse, volver a ponerse guapa (ahí es cuando los ex os preguntáis: ¿pero por qué se ha venido a poner tan estupenda justo después dejarme?); necesita reafirmarse en la seguridad de que vuelve a resultar atractiva a otros, para lanzarse al terreno y… cazar.

Pues más o menos así van las cazadoras de hoy

Pues más o menos así van las cazadoras de hoy ;D

Como en la película de Avatar
Sí sí, cazar. De repente las mujeres aprendemos a cazar, eligiendo a la presa y yendo a por ella. Sacamos la Artemisa que llevamos dentro y van cayendo uno tras otro, sin compasión ni contemplaciones. Ellos tampoco se resisten, ya que el sexo sin compromiso con cazadoras recién liberadas es de lo más divertido y de lo menos exigente que les puede tocar en suerte.

Ahí, exactamente en ese punto, es donde empezamos a comportarnos tal que hombrecitos. Sin darnos cuenta, asumiendo el rol sexual masculino como propio a falta de otro alternativo al de nuestras antecesoras, del que venimos huyendo muchas.

Pero del desarrollo vertiginoso de esa fase tan explosiva hablaré en el siguiente post. Si es que os animáis a comentar algo en éste sobre si os ha pasado algo parecido, si estoy loca y nada que ver con vuestra experiencia, si vivisteis una ruptura y el post fue absolutamente tranquilo y moderado… Hay tantas posibilidades como personas y sólo podemos aprender de ello si lo compartís. Gracias!

Anuncios

  1. Venga! Te voy a contestar (muy brevemente) para que luego no digas que todo el mundo pasa de ti!!!! A ver, yo lo que creo que es que la teoría que apuntas es UNA teoría, la tuya, que está muy bien porque se basa en lo que te ha podido pasar a ti… De ahí a extrapolarlo a ‘TODAS’ las chicas de nuestra generación hay un paso… muy grande! Vamos que no creo que éste sea un esquema que se repita en nuestra generación.
    El ‘sentirse com oen una jaula’ en una relación te puede pasar después de una primera relación cuando eres muy jovencita o después de una relación cuando eres más mayor. Lo de, a partir de ahí, empezar a salir, ‘desfasar’ y ligar depende de cada persona. Creo que suele ocurrir como ‘efecto liberador’ y contrapuesto a lo vivido durante mucho tiempo. Pero también creo que es una fase, más o menos larga (según para quien) pero que termina por acabarse. Tampoco creo que esta ‘fase de liberación’ la mujer tenga que ‘salir a cazar’. Dependerá también del tipo de persona que sea, de su manera de ser, de su carácter. Es decir, en mi opinión, la mujer puede encontrarse en esta ‘etapa-fase de liberación’ y no estar saliendo de caza ‘en plan tío’ “sin compasión ni contemplaciones” com oexplcias en tu texto. Creo que se puede ir de este palo y se puede ir de otro palo ‘más relajado’ en el que te liberas (y ligas) i gual!.
    Pues eso! Espero que te sirva!!!!!

    • Pues claro que me sirve, que lo que quiero es que me digáis que sí, que no, que es cosa mía, que me deis otras alternativas, que sea algo descriptivo de la sociedad en la que vivimos y nuestras relaciones, no sólo de las más, si no, escribiría una autobiografía… y me temo que vendería más, jajajaj! Gracias, Clara, I love u.

  2. Mujer cazadora, sexo … múltiples presas masculinas. Después de salir de una relación en la que sentían tener la cabeza ¡y el cuerpo! dentro de una jaula… ¡ se sienten audaces! y muy masculinamente, como bien dices, se lanzan a cancanear gustosamente. Estupendo y divertido ¡sí! Solo ¡en algunos casos! Y por un tiempo
    Mi opinión es que la mayoría solo cambian el lugar de la jaula. La nueva jaula, está en el interior de su cabeza. ¿Liberadas de los cuentos de hadas y del binomio sexo-amor en largometraje? o ¿Atrapadas en muchos cortos por falta de “presupuestos”?
    Los hombres ” grandes cazadores” que he conocido, en pocos años, estaban hastiados ¡aunque sigan presumiendo!
    De las mujeres que están en ello, mi idea es, que sólo unas pocas están realmente disfrutando y ¡ asumen con madurez la situación!
    La mayoría no, la búsqueda les genera ansiedad, no cazan la presa deseada y si restos de la manada, el sexo es desconfiado y mediocre y sus sueños románticos ¡siguen ahí! Se exponen a la frustración con mayor frecuencia y lejos de darse un gustazo tras otro, se agreden, aunque sea con orgasmos, psicológicamente, una vez y otra.

    • Totalmente, ese es otro de los siguientes capítulos, has sacado rápido las conclusiones de esta etapa vertiginosa. Yo siempre digo que por sentirte libre sexualmente renuncias a tu libertad de amar, con lo cual, exacto, te metes tú misma en tu propia jaula. Y en la jaula se encuentran tus ansias de libertad con tus esquemas y sueños románticos de toda la vida, que se van a llevar como el perro y el gato, creándote una dicotomía que te hacen caer en la contradicción, la incoherencia y la ansiedad que tú bien apuntas.

      Qué grande tu aportación, mil gracias! Sigue pasándote cuando quieras, por favor, me encantará contar contigo. Es más, te invito a que te suscribas, así te llegará la actualización del post al mail, y no me perderé tus opiniones. Pero si no te apetece, yo os voy avisando por todas las redes sociales que conozco ;D Abrazos y gracias!

  3. Hola!!! te invito a leer un artículo que escribí hace tiempo y que quizás pueda interesarte.
    http://guayagonzalez.blogspot.com/2007/06/mama-no-quiero-ser-una-superwoman-por.html
    Con respecto a tu artículo, creo que el enlace puede responderte y aclararte en gran medida lo que pienso, pero también me gustaría decirte, que no olvides que ante todo somos seres humanos y aunque pueda parecer que actuamos y sentimos de manera conjunta, somos independientes física y mentalmente y tanto hombres como mujeres, hacemos frente a los obstáculos y fases de nuestras vidas como podemos.
    Un abrazo muy grande!!

    • Acabo de leer tu post y te iba a dejar un comentario pero no he encontrado el lugar… En fin, qué te voy a contar?? Lo de ser superwoman y mujer 10 para muchas está dejando de tener sentido y de ser un objetivo, al final, ya vamos descubriendo que la sociedad puede imponer lo que quiera pero si nosotras personalmente no podemos con ello, tendremos que buscar nuestro propio modelo, y ahí coincidimos solteras y casadas.

      Creo, además, que se te ha olvidado mencionar una cosa importante a la que la sociedad contemporánea nos ha abocado: aprovechando el feminismo que tantos derechos formales nos procuró, se nos otorgó también la libertad sexual, cosa realmente maravillosa y que estaría muy bien si no fuera porque se ha utilizado para convencernos de que tenemos que estar super abiertas a las relaciones esporádicas con ellos para que no se nos pueda tachar de anticuadas.

      Y, como todo, la libertad, en cualquier faceta de nuestra vida, está muy bien siempre que sea nuestra libertad elegida desde el criterio personal bien formado, sin que no se nos condicione culturalmente para escoger cómo vivimos esa libertad. Es decir, que si nos queremos tirar a toda España, sea porque nos apetece y no porque si preferimos ser más selectivas y recatadas, no vamos a parecer cool, ni mujeres del s.XXI. A mí me da esa sensación de que desde la revolución femenina (si se le puede llamar tal), se espera de nosotras que aprovechemos esa liberación sexual pero como choca con nuestra educación ancestral, esa de la que hablas tú en tu blog, acabamos todas más liadas que un trompo. Y aquí estamos, intentando aclararnos ;D

      gracias y besos!

  4. Creo, que Clara tiene razón.El fenómeno,”mujer cazadora”, no se puede transportar a todas.Lo que si que puedo decir, es que esto se da con más frecuencia entre mujeres maduras, recien separadas o divorciadas.Llegan a comportarse como los hombres con los que vivieron, siendo este tema la principal meta de sus vidas.Y luego , claro vienen los “cocos raros” que se hacen, como muy bien ha explicado Nora .
    No, por tener curentaitantos , se es más madura , conzco a veinteañeras que llevan mejor las riendas de sus vidas.Ojala sea cuestión de educación y esto vaya cambiando.Saludos.

    • Claro que tenéis razón, Mayte y Guaya, ésta es una de las formas de reaccionar después de una ruptura, cada cual lo hace como puede, según su edad, sus experiencias, su educación sentimental, los modelos de sus familiares, especialmente las mujeres; su propia personalidad y psicología… Yo tampoco creo que la madurez tenga que ver con la edad, pero eso de llevar las riendas a los veintitantos puede ser pasajero, una mera ilusión del superpoder que sentimos en la juventud bastantes personas, hasta que las pierdes, vives tu crisis personal, te recompones y las retomas otra vez.
      Es como los hombres: los de 25 ahora mismo me parece que están mucho mejor de la cabeza que muchos de treintaytantos/cuarenta porque aún no tienen traumas, están empezando a vivir las relaciones, pero luego las tendrán, se perderán, pasarán sus crisis… y recuperarán su seguridad. Como estamos intentando hacerlo todos ahora, no?
      Y sí, confiemos en que con la educación y la comunicación en igualdad la cosa vaya cambiando.

      abrazos para ambas y mil gracias por las aportaciones! os espero por aquí, por la página del manual en fb, o donde queráis!!

  5. Pingback: La edad de oro de la mujer recién liberada | Manual de la Mujer Actual

Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s