De por qué dormir sola pese a las ganas de dormir acompañada

¿Ya es lunes? Pues sí. Se nos ha pasado el fin de semana volando.

Yo el viernes salí con una amiga y, a pesar de que hormonalmente estaba más que inclinada a intentar procrear, ni siquiera me di cuenta de los hombres que había a nuestro alrededor. Como en una isla. El sábado, en el centro comercial, me llegué a preocupar porque casi todos los hombres, especialmente los que iban con niños, me parecían atractivos por algún motivo, léase las gafas o la barba de 3 días.

Pese a ello y a mis instintos, a las 20,30 me metí en la cama, sustituyendo la salida nocturna por la lectura de Sólo para Gigantes, de Gabi Martínez, y aquí paz, y después gloria. El domingo me fui a ver el atardecer al chiringuito de moda del Palmar vestida de rojo y con ganas de matar, pero después de escuchar esto, de Sehristan, y de conocer al tío más atractivo de la zona, al que ya le tenía echado el ojo, me limité a hablar con otras gentes y marcharme a casa sola.

El Cartero, en El Palmar, Cádiz.

El Cartero, en El Palmar, Cádiz.

Y te preguntarás tú: ¿Por qué, si tenías tantas ganas de pillar? Pues porque una ya no es ‘sólo’ una hormona caminante. No, ahora soy una mujer racional que sabe de los riesgos que me implica ir de femme fatale y buscarme el polvo de manera excesivamente proactiva.

  • Primero: no me apetece tener sólo sexo porque sí, quiero estar segura de que a la mañana siguiente tendré ganas de despertarme al lado de esa persona, y, si es posible, repetir.
  • Segundo: el sexo sin ningún tipo de relación previa que conlleve un mínimo cariño, afecto, respeto o amistad me deja vacía como una lata de cerveza consumida: fría, metálica, sin espuma, con un sabor amargo.
  • Tercero: Si me lío con alguien que me gusta y luego no vuelvo a saber nada de él, no puedo evitar sentir que yo no le he gustado, que no he sido suficiente para él, que no me ha valorado lo suficiente, que no me ha dado una oportunidad, que me ha considerado demasiado fácil…
  • Cuarto: Efectivamente, yo podría ser muy fácil, especialmente en plena ovulación; pero, a estas alturas de mi vida, ya no puedo serlo, porque si yo no valoro al que se me pone fácil, tampoco puedo pretender que me valoren a mí si me pongo a huevo. Y ahora mismo me valoro tanto a mí misma que no puedo ‘regalarme’ a alguien no me valore, como amiga al menos.

Y aquí volvemos al primer punto: Necesito estar segura de que alguien me valora lo suficiente como para querer despertarse conmigo y continuar con una relación agradable, aunque sea de amistad, en adelante. No me refiero a casarnos y tener hijos, sino a que haya buen rollo y nos apetezca volver a vernos como amigos, sin dar nada por sentado, sin recelos ni chorradas infantiles.

Conste que no son míos, sino de una productora porno, jaja.

Conste que no son míos, sino de una productora porno con la que hice un reportaje este mes.

Y si no estoy segura de ello, pues me voy a dormir sola y me quedo tan anchota. Hace mucho que descubrí que para tener un orgasmo no necesito un hombre, para lo que sí que me hace falta es para todos los juegos, besos, caricias, lametones, abrazos, miradas, etc.

Pero si me liara con alguien con quien sólo hubiera atracción sexual ‘animal’ sin ningún tipo de sentimiento (por mínimo que sea) de por medio, ya sé que toda la parte reconfortante del contacto físico no se daría, con lo cual sólo conseguiría el efecto taladradora. Y, honestamente, para eso, me valen mucho mejor mis juguetitos.

 

¿Y tú, qué tal has pasado el fin de semana?

Anuncios

  1. Me ha encantado tu reflexión. He de reconocer que es el primer post tuyo que leo 😦 sorry, pero el viaje me tuvo ocupada y no he conseguido hasta hoy (mi ultimo día en Asia) Conste que llevaba tiempo diciendomelo “a ver si lees algo de Elizabeth”
    Te seguiré cual fan. Muchos besos y a seguir así!

    • uf, no te preocupes, te entiendo, demasiado que aún te metes en Internet para algo más que dar señales y organizarte la vida cotidiana durante el viaje ;D Ya con enviarme la entrevista desde allá y de las primeras te has ganado el libro gratis, y dedicado ;D Nos seguimos mutuamente. Un besazo y tú también, a seguir bien!!

  2. Mi cuerpo y mi cama son míos ¡y no entra en él/ella ningún elemento extraño! Lo decidí hace mucho.
    Este fin de semana he dormido sola y… como el tamaño importa… con 1’80 m. ¡Qué placer!
    El próximo miércoles ¡placer y dormir acompañada!
    La apuesta es saber estar sola y saber disfrutar.
    Orgásmico tener el control de mi vida y por tanto, de mi cuerpo.
    Me niego a dejarme llevar por “la llamada de la selva”… el abanico del horror va desde polvos que son lodos a retoños que ¡nunca mejor dicho! ¿Será por eso? su amatxu define como “productos selváticos”
    Me encanta ser mujer y que las hormonas me quieran hacer llorar viendo a dos abuelitos de la mano o me aceleren la adrenalina y más… viendo a un hombre atractivo… pero mi conducta la controlo yo.
    Estoy harta de ver mujeres magnificas, brillantes, poderosas que no soportan la soledad y soportan cada fin de semana, por un largo periodo o para toda la vida a un “colchón en medio del pasillo” ¿por sexo? ¡¿Agobiadas al ver pasar otro tren que no para, cogen un “mercancías”?! ¿Por una deficiente autoestima o una autovaloración psicosocial vinculada a la pareja?
    Me duele ver cómo se vuelven mínimas frente a varones que, son iguales, o mucho más pequeñitos que ellas, pero ocupan toda su cama y duermen a pierna suelta mientras ellas, encogidas, están en el borde de la cama y de la depresión.
    El centro de la autoestima de un hombre ¿Cuál es? Su sueldo, sus hijos, su coche, su casa, su potencia sexual,… su estupenda mujer, la madre de sus hijos…
    El centro de la autoestima de una mujer ¿Cuál es? Su marido, sus hijos, su trabajo, su casa, sus “trapos”;… su capacidad multiorgásmica.
    Dormir solas es prioritario para construir una autoestima basada en nuestras capacidades, nuestra formación, nuestro trabajo, nuestro placer, nuestro dinero, nuestr@s amig@s, nuestros viajes, nuestros modelitos y zapatos, nuestro coche, … qué más… ¡todo!
    Y luego con una autoestima de primera ¡a dormir acompañada, pero con un hombre de primera! Y cuya autoestima también esté bien ordenada.
    Me divierte y… también irrita… que dormir sola, a pierna suelta, suponga interrogantes perversos:
    ¿Parece normal incluso perfecta, pero algo muy raro tiene que tener? ¿Lesbiana en el armario? ¿Amante de un casado?, ¿Aún enamorada del primer amor?
    Nada de eso: SELECTIVA. DUEÑA DE Si y de SU CAMA.
    Lo único inembargable.

  3. Hija, qué grande eres, tendríamos que escribir el libro juntas, jaja. Imposible expresarlo más claro y más alto, reafirmada estás un rato, y para largo, ya llegaste al punto de no retorno y no hay marcha atrás, verdad? Yo tampoco la veo. Aunque me esfuerce, antes de volver a las andadas hay un chip ya interno que me impide hacer el payaso conmigo misma. No hemos andado tanto para perder la cabeza por un calentón.

    De todos modos, también apunto, cuando ya lo tienes tan asumido, no atraes al tipo de personas que no tengan la autoestima en su sitio y respeten por tanto la tuya, y si en algún caso nos llegan a poner, nos damos cuenta bastante rápido del error de casting. Qué es algo de lo que quiero hablar el próximo día. ;D

    Te apuntas, no? ;D

  4. Bueno creo en parte que el orden de los factores no altera el producto, hay chicas que aunque no hagas nada con ella desde ese primer momento con solo un cruce de miradas ya teneis complicidad…

    Dormir solo o acompañado es muy relativo yo creo que más bien es cuestion de compatibilidades.

    Un saludo bellezón!

Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s