Si en 2012 se acaba el mundo, que nos pille desfogados (y sin pagar cotillones)

Qué se termina el 2011!!! Es que no veo el momento de que llegue el día 31 a las 23:59:55. Los cinco segundos de margen que pienso utilizar para hacerle un pedazo de corte de mangas al año que se va, antes de empezar a tomarme las uvas para dar la bienvenida al 2012. Desde luego, a peor no puede ir, ni aunque se cumpliera la profecía de los Mayas y se acabara el mundo, siempre sería mejor que seguir tal y como estamos. Hay momentos históricos en los que convendría volver a empezar desde cero, uno fue el diluvio universal, cuando el Arca de Noé, y el otro quizás sea el año que viene.

Arca5

Pero no os lo toméis como un pensamiento pesimista o dramático. 

Al revés. Deberíamos vivir todos este 2012 como si fuera el último. Por si acaso. Es más, deberíamos vivir cada día del 2012 como si fuera el último. No sea que estéis haciendo el idiota, perdiendo el tiempo, viviendo una vida que no os gusta, trabajando en algo que os hace sentir infravalorados, sentados ahí con una pareja que ya no os hace sentir, aguantando las risas de unos amigos que ya no os hacen gracia, habitando en un lugar que os amarga y sin comunicaros sinceramente con la gente que queréis.

Me diréis que no está el horno para bollos, que no está el país como para cambiar todo eso ahora. Bueno, pues esperad a que el PP arregle la crisis, a que venga dios y resuelva el panodrama. O esperad a que explote el planeta y termine con vuestro suplicio, en vez de luchar por cambiar lo que no os gusta y enfocarlo hacia donde siempre soñasteis. Podéis seguir esperando… y arrepentíos el día que se acabe la historia y ya no tenga remedio ni haya tiempo para besar, para reír a carcajadas, para superar los miedos, para amar de verdad, para pedir perdón, para disfrutar, para realizaros personal y profesionalmente, para cumplir vuestros sueños, para tener un orgasmo con alguien que os ponga la piel de gallina.

Y hablando de sexo, que es a lo que iba.

Mañana es Nochevieja. Imaginaos que explota el planeta el día 1 de enero. ¿Qué haríais si mañana fuera vuestro último día de vida? Planteároslo como ejercicio en serio. Yo os voy a contar lo que voy a hacer yo: Me voy a levantar pronto para hacerme manicura, pedicura, depilación completa, scrubbing, hidratación a fondo y preparar mi melenaza al viento. Voy a hablar con mis amigos íntimos para desearles lo mejor. Me voy a ir a de tapas con toda mi familia por La Línea a cantar villancicos con panderetas y zambombas.

Podría quedarme allí para salir, y sería mucho más cómodo que ponerme a viajar a media tarde. Pero llevo años yéndome a dormir después de las campanadas porque no me gustan los pubs ni la pachanga, y me niego a pagar por un cotillón sexista en el que a las tías nos utilizan como reclamo en cuanto que nos cobran menos que a los tíos para que ellos acudan en busca de ganao. No aguanto a todas esas niñas vestidas a las órdenes de las revistas femeninas, ni a todos esos trajeaos forzados que parece que llevan la percha aún colgada, de lo poco que les encaja el traje reciclado de las bodas y comuniones.

Las chicas son guerreras
Las chicas son guerreras

Acto machista… con beneplácito feminista

He visto bares vacíos en los que ponían a las tías más guapas en la puerta para hacer bulto de modo que, cuando un grupo de amigos abriera la puerta, se apresurará a quedarse. Y lo siento pero no soporto ver cómo nos vendemos nosotras mismas por una entrada o un chupito gratis, prestándonos al juego de los bares para atraer a los hombres; ni cómo ellos entran al trapo tal que borregos, en lugar de negarse a pagar más por el mismo servicio y consumo que nosotras. Porque si alguien me viene a argumentar que nos cobran menos porque las mujeres bebemos menos… le voy a obligar a salir una noche por ciertos lares para que vea a todas las nenitas que hay por ahí tiradas con unas borracheras  que dejarían atónita a la mismísima Massiel.

No, no es igualdad que nosotras entremos gratis y ellos paguen el doble, (su parte y la nuestra aún yendo solos) para que los bares tengan los mismos beneficios. Pero aunque a mí no me gusten esos saraos, he de reconocer que no van a ser las mujeres las que se presten voluntarias a pagar lo mismo, sino que deberían ser ellos los que pasaran de ir a sitios donde les discriminan, que ya verían como los clubs se pondrían las pilas para captarlos a ellos también, porque, ¿sabéis?, si en un bar no hay tíos, las tías también se aburren y se van. ¡¡Qué os habéis quedado muy atrasados!!

Y si nos sobreviene el diluvio, que me coja con la pareja encima… o debajo.

Así que para ahorrarme una noche haciendo crítica sociológica y poder empezar el año de p.m., por la tarde cogeremos el coche y nos vendremos todos a mi casa en Conil para ver el atardecer y preparar la cena juntos; me pondré monísima, nos hartaremos de comer rico y beber buenos vinos y, cuando terminemos las uvas, el cava y los abrazos, nos pillaremos un taxi (por aquello de que Si bebes, no conduzcas) para ir a celebrarlo al chiringuito más bohemio de toda la costa gaditana.

El Cartero, en El Palmar
El Cartero, en el El Palmar, una de las mejores playas de Cádiz

Evidentemente, no voy a salir a ligar, pero si ligo, no se me ocurre mejor manera de empezar el año que follando. Aunque sea en la arena. Mejor si es en la arena. Porque si hay otro diluvio por un casual, lo único que deseo es haberme echado un polvo a gusto recientemente. Que todo lo demás lo llevo al día. 

Regalaros un FELIZ AÑO, va, que os lo merecéis. 

 

Anuncios

Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s