Si el regalo es para vosotros y la limpieza para nosotras, castigados sin “cenar”.

¿A cuántas os han regalado vuestros compañeros algo inverosímil para el tiempo que lleváis juntos? Muchas veces ellos nos compran cosas que creen que nos van a entusiasmar porque nosotras habitualmente nos las compramos. Pero precisamente por eso ya no son opción como regalo, porque ya lo tenemos y no nos causa ninguna sorpresa ni nos hace ninguna ilusión.

Recuerdo especialmente el caso de una amiga recién parida, a quien su marido le regaló una crema antiestrías. Lloraba y todo. Se lo tomó como una ofensa, como si le estuviera diciendo que estaba gorda y más le valdría adelgazar. El pobre tío no entendía que algo tan práctico que podía ayudar a su amada esposa a volver a su figura habitual pudiera causar semejante reacción en ella.

A las mujeres nos gustan las sorpresas porque todo lo práctico ya nos lo sabemos encontrar nosotras, y además con las 3 B, Bueno, Bonito, Barato. En cambio muchos de ellos te cuentan que les da pereza hasta ir a comprarse calzoncillos, y prefieren salir con los que le regale su abuela para Reyes antes de pasarse horas en una tienda probándose pantalones, camisetas, etc. He visto a amigos míos irse de una tienda con una chaqueta de una talla más pequeña con tal de no probársela. (Y eso os lo digo yo que odio ir de compras y soy capaz de probarme media tienda en 15 minutos para acabar pronto con el suplicio).

Qué decir de las cremas: Ellos rara vez irían al Corte Inglés a pedir muestras para probar cuál le conviene más a su cutis. En cambio, nosotras… ¿quién no hay ido alguna vez a pedir muestrecitas al Sephora? En conclusión, a nosotras nos gustaría que nos regalaséis esas cosas que no nos compraríamos porque son un caprichazo, no aquello que os gustaría a vosotros porque es necesario, ¿se capta?

Hay cosas biológicas en las que no somos iguales, NO, ni falta que hace. Pero en otras, culturales y aprendidas, todo puede cambiar.

Y va cambiando. Por ejemplo, según esta noticia publicada en Culturizando, los hombres que hacen más tareas domésticas tienen una mejor vida sexual http://www.culturizando.com/2011/04/los-hombres-que-lavan-los-platos-tienen.html

Pues claro, si tienes una pareja que hace las tareas del hogar sin rechistar ni tener que ir tú detrás enseñándole o rectificándole, que es lo que hacemos la mayoría de nosotras, te has ahorrado un 90% de las discusiones. Y, por tanto, puedes dedicar todo ese tiempo no perdido en retozar en la cama, o en cualquier parte del hogar. Es más, te puede dar hasta morbo verle limpiar y acabar como en el anuncio de KH7 de Bigas Luna, que daban ganas de pasar todo el día en la cocina diciéndole adiós a la grasa, así con la manita.

No sé si hace falta aclararlo todavía a estas alturas, cuando ya muchos han vivido solos y apuestan por el trabajo en común, pero, por si acaso, que sepáis todos los hombres que a nosotras no nos encanta meter la mano en el váter hasta el fondo para limpiarlo, pagaríamos por pasar la fregona sólo cuando vinieran invitados, también nos da pereza hacer la cama para volverla a deshacer por la noche; y el polvo preferimos echarlo a quitarlo. En serio.

Que no somos masoquistas.

Simplemente, deseamos sentarnos a gusto en nuestra propia taza, que no se nos queden las zapatillas pegadas al suelo y evitarnos una alergia a los ácaros autoinducida. Nos hemos enterado ya de que a muchos de vosotros no os molesta ni veis la suciedad, pero da la casualidad de que si compartimos la casa, se comparte todo, o la mierda o la limpieza. Puesto que nosotras nos negamos a limpiar para que vosotros lo disfrutéis a la sopa boba, como cuando vivíais con mamá, al final os vais a tener que hacer a la idea de que, cuanto más rápido terminemos todo juntos, antes podremos pasar a otros menesteres más entretenidos y apasionantes.

Pero si no se comparten esos trabajos forzosos, nos cabrea, nos agota, nos desmotiva mucho, y luego no vamos a estar ahí en plan porno-chachas cachondísimas encorriéndoos por todo el piso para daros un premio. En esos casos, si nos proponéis algo, la única frase que nos sale, desairadas como cupletistas, es: “Mira, a mí déjame, que no tengo el cuerpo pa’ faralaes”. Por poner la versión erudita. ;D

Si a eso le añadís un regalo pensado más para vuestro mejor amigo que para vuestra mujer favorita, pues ahí sí que ya, como nos pongáis la mano encima, os va directa la versión de “olvídame, que no tengo el chichi pa’ farolillos”. Frase de los guionistas de Aída que quedó en la 3ª posición del ranking de las mejores frases de series españolas elaborado por 20 Minutos. http://listas.20minutos.es/lista/las-mejores-frases-de-series-espanolas-91123/ Con eso os lo digo todo.

P.D: Todo esto os lo advierto a poco más de un mes para San Valentín, que es una mariconada comercial inventada para fomentar el consumismo, y nosotras estamos de acuerdo, pero si luego no nos regaláis nada, la cara de decepción no habrá rosa comprada a un paquistaní en un bar que la modifique. 

Anuncios

  1. Mi pareja y yo: LISTA para todo.
    Lo de las tareas resulta agotador tenerlo que leer de nuevo, volver a repetir que es puro pragmatismo, y seguir oyendo las mismas patrañas.
    Una LISTA de tareas pactada entre ambos, en base a tiempos, habilidades, gustos… de estricto cumplimiento en tiempo y forma preestablecido y ¡sin capatazas tiquismiquis que aburren…o vaguetes que se hacen el chapucero sin serlo…y para aburrir! y viceversa.
    Cumplir y Listo.
    Otra LISTA de regalos. Hace unos años decidimos intercambiarnos nuestros caprichos confesables e in…. Han de ser listas muy largas, para que lo elegido sea sorpresa y con muchas especificaciones: para días muy importantes, normales o sorpresitas sin más… de todo tipo de entidad y cantidad: desde tu pastelillo favorito al solitario de quilate y pico. Y con mucho detalle: barras de labios; marcas favoritas, precios aproximados, colores que mejor te van…
    Especificar tallas de pantalón, chaqueta, zapato, sombrero, nº de anillero…tipo de piel, colores que se aborrecen o que mejor sientan … y actualizarlo si hay cambios de un tipo u otro.
    No somos brujas que adivinan y ¿ queremos que adivinen ellos?
    Gran error jugar a las adivinanzas en amor. Mi clave para que una relación dure es decir lo que YO quiero y escuchar lo que quiere EL.
    DAR y RECIBIR. Y ponerlo fácil. ¡LISTAS!

  2. :O ¡Me alegra ver que no es tan raro que una mujer odie ir de compras! Lo odio hasta decir basta. Voy cuando no queda más remedio y a acabar lo más rápido posible. 😛 Y en lo demás, totalmente de acuerdo, para variar. En general suelo estar de acuerdo con las cosas que dices, y lo mejor de todo, tu forma de expresarte sin tapujos. ¡Geeenial! 🙂 ¡Un saludo!

  3. Oh my goodness! Amazing article dude! Thank you, However I am having problems with your RSS.
    I don’t understand the reason why I cannot subscribe to
    it. Is there anyone else having similar RSS problems?
    Anyone that knows the answer can you kindly respond? Thanks!!

Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s