Si te aburres, complícate la vida, pero no te quejes

Esta mañana me aburría. Sí, no porque no tenga trabajo, que me sale por las orejas, sino porque no siento nada, ni me pasa nada, ni me llama nadie, ni me hace ilusión ver a nadie, ni conozco a nadie interesante. O sea, que no sé si estoy viva.

No sé durante cuánto tiempo puede aguantar así un ser humano, pero yo resistiría más sin agua o sin comer que sin sentir, sin emoción, sin adrenalina, sin que me dé vuelcos el estómago o, por lo menos, me puedan los nervios de la incertidumbre. Es que me mata la apatía.

Y es entonces cuando mi mente inquieta y adicta a las descargas químicas hormonales a las que le he acostumbrado durante décadas me hace toc toc y empieza a idear maneras de provocar situaciones que a su vez provoquen algún tipo de movimiento en mi vida sentimental y/o sexual al menos, que a su vez provoquen alguna contracción de la sístole, que la tengo oxidada y se me va a atrofiar.

Vosotros diréis: ¿Pero por qué no se apunta a surf, o a cualquier otra actividad que la entretenga? Ya lo he hecho. Pero eso me mueve todos los músculos menos el corazón. Y a nivel cerebral tampoco da lo mismo de sí. Endorfinas y todo eso, sí, pero yo para saciar las exigencias de mis neurotransmisores necesito mucho más que mar y sol.

Yo necesito meterme en líos. Complicarme la existencia. Meterme en berenjenales. Darle caña a la vida y dejarla que ella me la dé a mí. Luego me divertiré, lo disfrutaré, sentiré, sufriré, padeceré la angustia, me arrepentiré, me autoflagelaré… Y todo lo que encarte. Pero no podré quejarme porque me lo habré buscado yo. Porque, como canta Tiza, Soy la Revoltosa:

En la boca del lobo te metes tú

Ahí es adonde quería ir a parar, por supuesto, no voy a escribir esto por gusto, verdad? No. Lo escribo porque yo alucino cuando la gente, sobre todo las mujeres, se quejan de lo que les ha pasado con tal o cual tipo que han atraído a sus vidas, qué fíjate tú lo que me ha hecho, que qué mal lo estoy pasando… ahí vienen los lloros y los lamentos y el echar balones fuera y culpar al otro de todo lo ocurrido.

Pues no siempre, señoritas y señoritos. NO. Muy habitualmente, sabemos perfectamente que ESA no es la persona conveniente, que no vamos a llegar a ningún lado, que incluso nos puede hacer daño por el camino, que pasa de nosotr@s pero aún así nos empeñamos en forzar la relación, del tipo que sea, para conseguir las migajas, como máximo. Sabemos que nos esquiva, que no nos valora, que nos va a utilizar para lo que le interese (puede ser para obtener algún favor, no necesariamente sexual, aprovechándose de la generosidad del que intenta seducir). Y sin embargo, incitamos el encuentro y nos regalamos o rebajamos para tener un ápice de atención, cariño o de alegría para el cuerpo.

Que yo lo entiendo, es imprescindible de vez en cuando; pero entonces lo más inteligente es reconocer que te has metido en la boca del lobo por aburrimiento, porque necesitas entretenerte para tener algo que contar a los amigos y/o para desviar la atención de carencias emocionales y problemas mucho más acuciantes que te preocupan y preferirías no tener que pensar. Ya lo siento.

Anuncios

  1. Esta claro que la vida, nuestra vida y la de todos los seres humanos en general, esta compuesta de momentos, inquietudes, vivencias y sinsabores que hacen que valga la pena levantarse cada mañana. Sin esos pequeños recovecos, esas “comeduras de tarro” y todos los lios en los que nos podemos meter, no tendriamos nada por lo que valga la pena seguir adelante…

    ¿Trabajo?, ¿Dinero? … todo ello es irrelevante cuando nos falta lo mas importante de nuestra existencia. No, no es el “amor”, al menos no como generalmente se entiende; personalmente creo que lo que nos hace “movernos” es la falta de sensaciones, de sentimientos, de buenos y malos momentos en compañia de personas mas o menos afines con los que relacionarnos sea como fuere.

    Un placer leerte.
    Suerte en tu busqueda…

    • Verdad que sí? Es que carece de sentido moverse sin pasión, por definición. Prefiero arriesgar a morirme de asco encerrada en mi castillo de arena, fácil de desmontar con un soplo de viento… mejor que me pille preparada ;D UN beso y gracias por pasarte por aquí!!

  2. Muy bueno, ojalá por acá fuese la gente más expeditiva pero claro esto es castilla. Y parece que por acá eso de experimentar, arriesgarse, hacerlo diferente, pues como que no se estila. Más vale lo malo conocido… Si no lo entiendo es malo… Y como que lo general es el condformismo por que claro peor podía ser… En fin que eso de moverse por impulsos y sobre todo del corazón, poco menos que es de locos o pecado mortal, y el quita quita no vaya a ser que… es el pan de cada día.
    Así nos va…

  3. Ay reina mora…. ¿¿¿¿qué te puedo decir yo??? Si es que es la sal y pimienta de mis días. Yo necesito quejarme, poner al mundo a parir, cagarme en todos los familiares de algún susodicho… amar, reír, disfrutar….
    La gente me suele decir: “Siempre te pasan cosas que contar, menuda vida más agitada ¿no?” Y yo pienso: pobrecitos, si no tuviera esta vida me consumiría cual rata de cloaca en la superficie.
    De todas maneras me tienes cabreadísima… ¿Que no tienes nada interesante….?????? y yo qué soy? jajajajaja.
    Fuera bromas, intuyo que va a venir algo que te va a dejar boquiabierta… (ohmmmm con mi bola de cristal) ya lo verás… que nosotras lo atraemos boba… !!! antes o después viene fijo una preocupación. Mientras tanto, tírate a esperar y saborea la tranquilidad de estos momentos, así sin pensar… que de vez en cuando, hasta se agradece.
    Yo voy a seguir cagándome en algo, que me quedan 4,3,2 y uno para entrar en tu burbuja….
    Ábreme la puerta que voyyyyyy.

    Un abrazo y te voy a recomendar por twitter mañana, que hoy es tarde y la dicha no es buena. Espero cañita brava al mío que sólo me escriben hombres, y está degenerando!!!! jajajaja.

  4. Pingback: ¿Qué quieren las mujeres? « Esperando Despertar

    • Un post muy interesante. Yo creo que nos metemos en líos porque tenemos la capacidad de imaginar un final feliz (quien nos meterá esas ideas en la cabeza?).
      Cuando el momento no nos ofrece la felicidad, pues nos lo inventamos (que de sueños también se vive).
      Hasta pronto

      • absolutamente de acuerdo, lo peor es que sentimos como si la historia que nos montamos en la cabeza fuera real y luego nos frustramos y decepcionamos y sufrimos cuando la realidad es otra y no cumple nuestros sueños, aunque incluso nos ofrezca algo mejor.
        hasta cuando quieras!

Y tú qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s